Reseña: Bloodlines

viernes, 20 de enero de 2017

Bloodlines de Richelle Mead



TÍTULO: Bloodlines #1
AUTORA: Richelle Mead
PÁGINAS: 421
PREMIOS LITERARIOS: Goodreads Choise Awards Noinee for Best Young Adult Fantasy Science Fiction (2011)











Sydney es una alquimista, parte de un grupo de humanos versados en magia que sirven como puente entre el mundo de los humanos y los vampiros. Ellos protegen los secretos de los vampiros - y las vidas de los humanos. Cuando Sydney es sacada de su cama en medio de la noche, al principio piensa que va a seguir siendo castigada por su complicada alianza con la dhampir Rose Hathaway. Pero lo que ocurre es mucho peor. Jill Dragomir - la hermana de la reina Moroi Lissa Dragomir- está en peligro de muerte, y los Moroi deben esconderla.Para evitar una guerra civil, Sydney es llamada para actuar como la guardiana y protectora de Jill, actuando como su compañera de habitación en el último lugar en el que alguien pensaría encontrar un miembro de la realeza vampirica - un internado en Palm Springs, California. Pero en lugar de emcontrar seguridad en la preparatoria Amberwood, Sydney descubre que el drama está apenas comenzando.


Uffff ¿Por dónde comenzar? Mejor por el principio de mi experiencia anterior a Bloodlines. Por octubre del 2015, había comenzado con la saga de Vampire Academy y bueno, digamos que es una saga que AMO (por las dudas con mayúsculas) y seguiré amando. Pero ¿Qué pasa? Ni bien terminé la saga de seis libros, me enteré que había un Spin-off de otros 6 libros con Sydney como protagonista. De ahí, se iban a sumar otros personajes como Ivan Ivashkov (Mi amor ) y otros que eran secundarios, pero que iban a cobrar más importancia. Sin embargo, por tantas razones, decidí posponer la lectura de Bloodlines, y ese aplazo se demoró por más de un año. Temí que la saga no me llamara tanto la atención, aun cuando el único personaje que extrañaba era Adrian (convengamos que los demás eran de esos que no despertaban mi cariño, ya que no eran tan destacados en la saga original). Así y todo, y en contra de que los Spin-offs no son atractivos al tomar este tipo de personajes y una exacta copia del mundo general de la historia, esta fue una historia que disfruté de principio a fin.

                                               Captain Obvious excited crazy omg oh my god

En esta historia, en lugar de estar con el alocado y rebelde punto de vista de Rose Hathaway, nos encontramos con la serena y “acatadora de reglas” alquimista: Sydney Sage, quien es vagamente mencionada en varias ocasiones a partir del cuarto libro de VA.

Sydney forma parte de un grupo de Alquimistas que tienen la fehaciente idea de que todos los vampiros, buenos o malos, son abominaciones que tienen que ser contenidas para así proteger a la humanidad del conocimiento de su existencia. Por milenios, cuando se presentaban descontrolados conflictos entre los Moroi que podían amenazar a la humanidad, los Alquimistas intervenían, y tarammmmm eso es lo que termina pasando en esta historia. 

La posición de la nueva reina Moroi es muy precaria, y todo porque sus leyes dictan que para conservar el trono es necesario tener algún pariente, y como Jill, su hermana, es la única, aquellos que están en contra de este cambio comienzan a orquestar ataques para matar a la joven princesa y así desestabilizar todo el gobierno Moroi. Para protegerla, Jill es enviada de incógnito junto con algunos Dhampirs y Morois de confianza y con la ayuda de Sydney, que es enviada por el lado de los Alquimistas. Estos jóvenes llegan a Palm Springs, California (un lugar que muchos vampiros evitan por el sofocante calor) y se camuflan entre los humanos al cursar en la Escuela Secundaria de la ciudad. Lo genial cuando se reveló la llegada de estos chicos en la escuela, me esperaba bastantes clichés, del tipo “Adolescentes bobos de secundaria”, pero sorprendentemente se tornó muy realista y no del tipo glamurosos (hasta los chicos se mataban para estudiar y rendir sus exámenes… Algo que debo hacer).

                                                   Sydney and Adrian from Bloodlines: Richelle Mead:

Como mencioné, Sydney no es la única encargada de mantener un ojo en la joven Jill. Se nos presenta Eddi, el guardián Dhampir de Jill y Adrian (jejeje este va a ser mi crush a lo largo de toda la saga, lo sé), otro vampiro y amigo de Jill. Una de mis mayores motivaciones para finalmente leer a saga era por Adrian. Sin embargo, y ante el ojo de cada uno, vemos una faceta nueva de Adrian al sentirse desesperanzado por su pasado y su corazón roto. Ahí no termina la cosa, algo que realmente me gusta cuando leo un libro no es solo ver personajes fuertes y decididos, sino también aquellos que pueden mostrarse inseguros, perdidos y desolados, pero que aun así demarcan un notable antes y después para concluir con un gran crecimiento personal. Este fue el caso de Adrián, su crecimiento es muy notable y todo sin perder lo mejor de él, es más, hasta ese lado se profundiza.

                                     

Desde el comienzo, Bloodlines presenta pequeños misterios que no pasan desapercibidos para la observadora (y cerebrito) Sideny. Estos van a ir esclareciéndose en el desenlace y van a alcanzar el climax en dos capítulos consecutivos (cada uno con escenarios diferentes), donde nos vamos a comer los dientes mientras esperamos que todos terminen sanitos y vivos.

Para aquellos que esperan romance, bueno, digamos que van a verse decepcionados. Otro punto a favor de Mead es que no se apura en generar la confianza y la dinámica entre los personajes, y mucho menos en el amor (insta-love),  sino que se toma su tiempo sin hacerlo tedioso. Blooodlines va más por el lado de la aventura y la acción en el género de fantasía urbana, aunque no se descarta las altas posibilidades que veamos algo de “romance paranormal” (muejejejjje), sobre todo con el increíble y querido Adrian, pero creo que ya mencioné lo genial que es ¿no?

Lo único que podría sentir en contra de la historia es Jill. Ella es una chica de 15 años, y bueno, su comportamiento de adolescente caprichoso resultaba bastante tedioso, pero como dije, lo de crecimiento personal también se aplica a ella (solo que mientras la leí me daba ganas de gritarle: Really, Jill? ¿Es necesario comportarte así? ). También vemos que mientras esos misterios se camuflan para llegar al final de la historia, vemos el día a día de nuestros personajes y nada más, cosa que por mi estuvo genial, pero si buscan la acción de entrada, verán que van a tener que esperar un poquito…

                                                     

Estoy más que segura que los fans de Vampire Academy van a adorar y a devorar Bloodlines. Pero si no leíste la saga original, te aconsejo que lo hagas ya (es una ORDEN) y luego te lances con esta saga, que ya desde su primer libro tiene potencial.

                                         reaction awesome horriblehistories


No hay comentarios:

Publicar un comentario

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS