Reseña: Stalking Jack the Ripper

domingo, 15 de enero de 2017

         

  STALKING JACK DE RIPPER




       TÍTULO: Stalking Jack the Ripper #1.
       AUTORA: Kerri Maniscalco.
       PÁGINAS: 326
       FECHA DE PUBLICACIÓN: Septiembre 20, 2016








Con 17 años, Audrey Rose Wadsworth es la hija de un lord con una vida de riqueza y un privilegio que se extiende desde joven. Pero entre las reuniones de té y los ajustados vestidos de gala, ella lidera un secreto prohibido.

En contra de los deseos de su padre y de las expectativas sociales, muchas veces Audrey se escurre de casa para reunirse en el laboratorio de su tío y estudiar la horripilante práctica de la medicina forense. Cuando su trabajo se ve envuelto en cuerpos salvajemente asesinados, Audrey se ve atrapada en la investigación de un asesino serial, y su búsqueda por respuestas va a llevarla más cerca de su propio mundo protegido.




Comencé con Stalking Jack the Ripper simplemente porque se venía un nuevo año y después de rememorar los libros del 2016 me di cuenta que NO HABÍA LEIDO NADA (Shame on me) DE FICCIÓN HISTÓRICA, y era como ¿Qué mejor momento que las vacaciones y un mes caluroso para comenzar? Sumado a que sin haber leído la sinopsis me sentí más que intrigada para darle la oportunidad a un libro que en mi cabeza podía ser tan bueno como malo o indiferente.

Si me preguntan qué fue lo que más amé de este libro diría que pasa lo que no nos esperamos ¿A qué voy? Ya con el título hay una pista de lo que me refiero. Cuando se alude a “acosar a Jack el Destripador,” me esperaba que literalmente se investigara la identidad del asesino por ese lado poco profesional y muy por el lado personal tras algún pasado xxx, como si lo siguieran de un lado a otro tratando de seguir sus pasos pero nunca alcanzándolo. La realidad es que eso ocurre por el final de la historia. Al comienzo y en un buena parte de la mitad del libro se ve como nuestra protagonista se enfrenta a los obstáculos para interpretar las pistas que dejan los cuerpos de sus víctimas. De ahí, trata de enlazarlas hasta sacar algo coherente y dar con los objetivos y la identidad de Jack. Todo sin tener algún encuentro con el enigmático Jack el destripador.


Algo que también me pareció muy genial fue que desde buena parte de la historia me esperaba que cierto personaje fuera el asesino. Todo porque reunía las características de una mente lo suficientemente brillante como para ocultar otra bastante enferma y dedicada a terminar con las mujeres en las noches londinenses y, también, porque era uno de los co-protagonistas. Creo que en muchos de los libros que leí hasta el momento se puso bastante “de moda” que la confianza depositada por los protagonistas sobre otros termine en un plot twist con estos como los verdaderos villanos y manipuladores de la historia, dejándonos con cara de KHEEEEE??!!! Pero no, este no es el caso. Desde el comienzo, yo misma divagaba por ideas más locas, pero la respuesta al dilema de este asesino termina teniendo un final con mucho más sentido del que podemos anticipar en nuestras cabecitas, con todas las piezas bien encajadas y con las respuestas esclarecidas.




¿Qué más se destaca de este libro? En escritura, si no nos ponemos sensibles con los detalles morbosos del trabajo forense, no creo que tengamos problemas. Es más, estas son escenas muy bien detalladas, acompañada de teorías de cómo podrían haber sido exactamente los movimientos que usó Jack para cometer sus delitos, al igual que se analizan distintas hipótesis con un buen respaldo teórico por personajes que saben del crimen.

GIPHY Originals thinking hmm think hm

Stalking Jack the Ripper nos presenta un abanico de personajes bastantes destacables por sí mismos. Nuestra protagonista es Audrey Rose Wadsworth, una joven de diecisiete años que se dedica a estudiar lo que más le apasiona bajo la enseñanza de su tío: la disección de cuerpos (si, si, si ¿Por qué no le podía gustar, la política, la astronomía o la economía? No sé, pero no, tenía que ser disección de cuerpos. Qué lindo...) Sin embargo, perteneciendo a la aristocracia junto a su padre y hermano, su tío y su padre son hermanos que comparten una relación conflictiva luego de que la madre de Rose muriera de una enfermedad y su tío no pudiera salvarla. Desde ese momento, su padre está enfrascado en detener a su hija de tales “aberrantes actividades” para introducirla a la sociedad como una joven educada y esas bobadas sobre dedicarse a un profesión más femenina, siendo complacientes, etc, etc, ya saben, la típica sociedad machista. Así, y gracias a que su hermano, Nathaniel, la cubre, Audrey tiene que inventar excusas a su papá para en realidad verse con su tío. También, nos encontramos con el estudiante y asistente de su tío: Thomas Cresswell. Y OMG, como amé  Thomas, era como “ya te tengo que agregar a mi lista de novios literarios” y no me arrepiento.

                                               American Idol happy dancing wow jennifer lopez                                    

Era de esos listillos y arrogantes, que en realidad sí son listillos, (no podía evitar compararlo con Sherlock Holmes con sus increíbles deducciones con solo observar) y que me sacaban alguna que otra carcajada cuando volvía loca a Audrey con sus comentarios. Obviamente, estos dos (If know what I mean) van a ir llevando una linda relación juntos que me dejaba como: I NEED MORE!!!  Es que eran tan, pero tan shippeables XD. Los dos van a ser los que encaminan toda la investigación para desentrañar el misterio de quién es el asesino. Y bueno, voy a repetir lo de hace un par de líneas, pero es que la relación entre estos dos era muy romántico y había un entendimiento entre ellos que logró construir amistad y confianza con algunas segundas intenciones, cof cof.

Al final de todo, quedé muy satisfecha con esta historia. Todo fue en su medida perfecta, sin dejarme ni con las ganas ni aburrida de leer lo mismo. La lectura es súper atrapante y rápida en un inglés sin dificultades. Y lo que es mejor, me quedé con el cariño de sus personajes, con sus lecciones aprendidas y con esa testarudez que no los llevó a rendirse ante nada (sobre todo por Audrey que prácticamente me dejaba con el miedo de que Jack la matara). Como dije, cuando hablamos de misterios, queremos anteponernos a lo que ocurrirá y realmente fallé en la tarea porque flashee bastante. Así que sí, esta fue una muy buena dosis de lectura que disfruté y que me deja con las ganas de alguna continuación (sobre todo si hay más de Audrey y Thomas).


 fox new girl applause clapping foxtv




No hay comentarios:

Publicar un comentario

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS