martes, 21 de marzo de 2017



 Will Grayson, Will Grayson 


Título: Will Grayson, Will Grayson.
Autores: John Green y David Levithan.
Editorial: Nube de tinta.
Páginas: 368
Saga: Autoconclusivo.






Will Grayson tiene dos reglas en la vida: guardar silencio y no implicarse en nada. Sin embargo, su mejor amigo, Tiny Cooper, está decidido a buscarle novia y a montar su musical autobiográfico: Tiny Dancer.

Muy cerca de él hay otro Will Grayson: un chico melancólico que no tiene nada bueno a lo que agarrarse. Lo único que hace que su vida merezca la pena es su relación online con Isaac, al que nunca ha visto en persona.
Una fría noche de invierno, los dos Will Grayson se cruzarán en una esquina cualquiera de Chicago. Por suerte para ambos, Tiny está decidido a empujarlos hacia la felicidad, el amor y, por supuesto, el musical más fabuloso jamás representado en un instituto.


¡Hola lectores! Al fin volví oficialmente y hoy les traigo algo de mi queridisimo John Green, junto a David Levithan no sé si hallan leído algo de ellos anteriormente. Pero si aún no lo han hecho pueden empezar con Will Grayson, Will Grayson.

Will Grayson, Will Grayson fue un libro que me atrapó desde que leí su sinopsis, lo que me llamó la atención fueron éstos dos personajes llamados Will Grayson; el cómo es evidente dos puntos de vista de personas totalmente difentes como sólo el mismo nombre en común.


Reseña: El retrato de Dorian Gray

lunes, 6 de marzo de 2017

El retrato de Dorian Gray por Oscar Wilde

TÍTULO: El retrato de Dorian Gray.
AUTOR: Oscar Wilde.
GÉNERO: Novela filosófica
ADAPTACIÓN: El retrato de Dorian Gray (2009)
PUBLICACIÓN: Julio de 1890
AMBIENTACIÓN: Londres

El Retrato de Dorian Gray es considerada una de las ultimas obras clásicas de la novela de terror gótica con una fuerte temática faustiana. Fue publicado por primera vez en el Lippincott's Monthly Magazine el 20 de junio de 1890 arrastrando tras de si fuertes controversias. La novela cuenta la historia de un joven llamado Dorian Gray, retratado por el artista Basil Hallward, quien queda enormemente impresionado por la belleza física de Dorian. Al darse cuenta de que un día su belleza se desvanecera, Dorian desea mantener eternamente la edad en la que ha sido retratado por Basil. El deseo de Dorian se cumple: mientras el mantiene para siempre la misma apariencia del cuadro, la figura en el retratada va envejeciendo en su lugar. La búsqueda del placer lo lleva a una serie de actos de libertinaje y perversión. Como consecuencia se produce un fenómeno espeluznante: el retrato va reflejando cada uno de los efectos de los actos innobles cometidos sobre su alma. Con cada pecado su rostro se va desfigurando a la vez que envejece.

PREFACIO:

Oscar Wilde, con su prefacio, nos da una rápida introducción sobre como tomará cause la historia y su fatídico final.

Nos revela como un artista crea la belleza, pero se oculta a sí mismo en ella. Habrá quienes analicen ese arte, pero no será más que una identificación de ellos mismos; como si robaran la identificación oculta del artista que le dio nacimiento. Sin embargo, el arte apunta a la belleza inmaculada, al igual que el artista busca crear un caos de críticas que difieren sobre esa belleza. Pero más importante, el arte no es nada más que una forma de tomar quienes somos para convertirlo en un reflejo perfecto y sin mancha alguna. El arte es inútil porque no es verdadera; solo es una aspiración a ser (imposible de conseguir porque es la perfección pura por fuera y no por dentro de uno mismo) que vale la pena ser admirada. Todo aquello que sea útil ya demuestra al desnudo tanto su fealdad como su belleza ¿Entonces por qué vale la pena ser admirado?

EL ÉXITO:

Para Henry el logro viene acompañado del reconocimiento. Si hay algo peor que hablen de uno, es que no lo hagan; la admiración de otros es lo que se necesita para sentirse satisfecho con uno mismo.

Sin embargo, por el final del libro, Henry aclara que por cada vez que uno tiene éxito, siempre surgirá un nuevo enemigo.

LA MANIPULACIÓN:

Henry señala que no es buena porque representa entregar parte de lo que uno es a otro, y este solo será un autómata que perderá su esencia y tomará prestado las virtudes y los pecados. Como si esta persona tuviera el papel escrito para otro actor y se perdiera de la oportunidad más importante de la vida: el perfecto desarrollo propio de la persona.

LA MÚSICA:

Para Dorian la música no conlleva ciencia alguna; nunca podría tener simpleza y es tan solo un caos dentro del caos del mundo. Podría ser traducida a palabras, porque con estas se pueden interpretar con claridad ese caos, aun cuando estas tuvieran el propio.

LOS SENTIDOS:

Para Henry, cualquier temor y deseo puede ser satisfecho y erradicado con las percepciones de nuestros sentidos. De la misma forma, se crea un círculo cerrado cuando son nuestras aspiraciones y pecados las que impulsan la búsqueda de aquello que sacia nuestros sentidos. “Solo los sentidos pueden curar el alma, como sólo el alma puede curar los sentidos.” Más adelante, en otro escenario, nos aclara que no son necesario los grandes placeres, sino que los más pequeños se pueden llegar a lo complejo y satisfacernos.

ben barnes dorian gray

LA REALIDAD:


Según el señor Erskine “Para poner a prueba la realidad es necesario verla sobre la cuerda floja. Cuando las verdades hacen acrobacias, entonces podemos juzgarlas.”

Nos da a entender que toda persona puede ser analizada hacia un velo más realista por cómo afronta los momentos más difíciles a comparación de los sencillos.

Según Henry, en respuesta al señor Erskine, todos tenemos, tanto la virtud como defecto, de tomarnos todo demasiado enserio. Si aprendiéramos a darle lugar al simple acto de la sonrisa, y de ahí a las emociones, las responsabilidades no serían vistas como algo grave.

De esta misma idea, Henry se aferra a la idea de que “Para recuperar la juventud, solo hay que repetir las locuras de entonces.”

Revela que no hay que aferrarse al sentido común, porque si hay algo de lo que uno no se arrepiente al mirar atrás en el tiempo, es de los errores propios.


EL VALOR:

Henry menciona que las personas tienden a conocer el precio de todo, pero no su valor. Esto es algo que hoy en día queda bastante a la vista, no solo por las cosas que compramos continuamente sin que las necesitemos y que solo adquirimos al vernos influidos por una propaganda para que otra persona termine ganando sobre nosotros (capitalismo en su pura presencia, amigos), sino también que una vez que tenemos lo que “necesitamos,” tendemos a no le darle valor a aquello que podemos lograr por nuestros propios medios, y sí a lo que está preestablecido socialmente, siendo también, en beneficio de otros; todo con la promesa de una felicidad falsa y de la aceptación de otros por tener o no tener tal cosa.

EL MATRIMONIO:

“Los hombres se cansan por cansancio; las mujeres por curiosidad; y ambos resultan decepcionados.”

No hay mucho para decir, pero me recuerda a las tantas parejas que solo están juntas por cualquier razón que no sea amor y terminan separados al poco tiempo.

EL AMOR:

Para Henry, quienes aman una sola vez en sus vidas y utilizan la excusa de la fidelidad, son personas superficiales; un fracaso.

Por el final, asegura que el estar seguro sobre si uno está realmente enamorado, es fatal; es la incertidumbre lo que lo hace fascinante. 

LA PERSONALIDAD Y LOS PREJUICIOS:

Es la personalidad, no los principios lo que mueven los tiempos.” Los principios preestablecidos son barreras que lo limitan a uno. Sin esas barreras, la persona no tiene límites a lo que puede conseguir: la personalidad sería como el arte; todos la verían de diferentes formas, pero el artista se refleja en ella y se vuelve ella.

De ahí, junto a estos principios se elaboran prejuicios que creamos en vista de alguien. Henry tiene un completo rechazo a esto: haz lo quieres, me importa una mierda. Haz algo genial y de seguro que te voy a admirar (algo así vendría a ser la cosa).

-“Yo nunca apruebo ni desapruebo nada. Es una actitud absurda ante la vida. No nos envían al mundo para airear nuestros prejuicios morales. Nunca interfiero en lo que hacen las personas encantadoras. Cuando una personalidad me fascina, cualquier forma de expresión que elija me es absolutamente deliciosa.”

“La moral moderna consiste en aceptar las normas de los tiempos. Yo pienso que para cualquier hombre de cultura aceptar las normas de sus tiempos es una forma de las más grosera inmoralidad”
Acá vemos otro pensamiento nihilista. Él es el ejemplo de una persona que no se inclina ante ninguna autoridad ni a sus normas sin prueba para creer realmente en ellas.

De la misma forma, en otros pasajes, Henry explica que toda persona decidida a predicar una idea sin un verdadero motivo del por qué creer en ella acaba contradiciendo ese ideal. 

EL TIEMPO:

ACLARACIÓN: Cuando Dorian cita esta idea sobre el tiempo, tiene la particularidad de no envejecer, y por eso, está viviendo el mejor momento posible.

Para él, el tiempo no debe ser un remedio para curar los importunos. Las personas son dueños completos de sí mismos si tienen un pleno control de sus emociones; y no estas a uno.

hot ben barnes dorian gray

LA BELLEZA:

En un principio para Henry, y luego para Dorian, la belleza lo es todo en la vida. No importaban los errores de uno ni su intelecto si uno cuenta con la belleza; con ella, uno puede conseguir todo en la vida.

Según Dorian, el alma puede ser manchada por las acciones de uno y, a la par de la belleza, esta solo es una máscara que cubría las manchas del alma. Era la belleza la que ocultaba la muerte en vida.

La idea y la crítica de la belleza es el principal eje de la historia.
Todo gira en torno a Dorian, y su trama podría resumirse en: “Se enamoró más y más de su propia belleza, y con el tiempo crecía su interés por la corrupción de su propia alma” y “había momentos en que veía el mal como un simple medio para poder realizar su concepción de la belleza.” Pero más adelante vamos a profundizar un poco más el tema.

LA VIDA:

Para Henry, en la vida se puede llegar a tener una sola gran experiencia y, el secreto de esta, es la de reproducir esa experiencia lo máximo posible.

También afirma que lo mejor en la vida se ve en las cosas más pequeñas y cotidianas que llegan a nuestros sentidos más allá de nuestras intenciones: un poema, un perfume que alude a un recuerdo, la melodía en un pájaro.

LA BONDAD:

Para Henry, la bondad es estar en armonía consigo mismo. Discrepar, es tan solo verse obligado a estar en armonía con los demás.




“CARPE DIEM” (disfruta el momento)

Nuestros dos personajes principales adoptan un pensamiento hedonista. Ambos consideran que el único motivo de la existencia es el placer. Por ello, se desinteresan de todo lo que la mayor parte de los lords comentan sobre ellos, no conceden la menor importancia a las críticas continuas por parte de este minoritario grupo social al que ambos pertenecen, y dedican sus vidas a la búsqueda de placeres tales como las relaciones con los jóvenes o las drogas.

“COLLIGE, VIRGO, ROSAS…” (Recoge, doncella, las rosas de la juventud)

Se aprecia este tópico al principio de la obra, concretamente cuando Lord Henry aconseja a Dorian que aproveche su juventud: “la juventud es lo más precioso que se puede poseer, (…) cuando seas viejo y feo y estés lleno de arrugas, (…) lo sentirás terriblemente.” Este tema aparece durante toda la obra, pues éste se desarrolla en un ambiente social donde la belleza y la juventud lo son todo; marginando a cualquiera que carezca de ellas.

ben barnes

A resumidas cuentas, representa un movimiento social inglés del siglo XIX, y afirma que el arte existe para exaltar la belleza, la cual a su vez se encuentra por encima de la moral, el desarrollo de la sociedad y de la felicidad. Representa una visión superficial de la belleza en cuanto a la percepción sensorial y estética de esta, y no en base su reflexión.

Como mencioné antes, el argumento principal de la obra gira en torno a la eterna juventud. Sin embargo, hasta en mayor grado de importancia, se observa el narcisismo de Dorian Gray como tópico central. La excesiva admiración estética sobre sí mismo lo lleva a mantenerse joven, tal y como se aprecia en el cuadro de Basil.

El hedonismo de Herny también hace de diablo en un pacto con el diablo. Su forma cínica de ver la vida cumple ese rol, aunque al parecer no nota la influencia que ocasiona en Dorian. Cuando afirma que “la única forma de dejarse escapar de una tentación es dejarse arrastrar por ella,” Henry manipula la inocencia e inseguridad del joven hacia la corrupción, la vanidad, la arrogancia y la moral retorcida.
Dorian Gray no solo es una persona, sino una alegoría a cómo todo lo bello que podemos apreciar, puede corromper el alma; cómo guiarse por apariencias puede ser el error de alguien ante lo suficientemente inteligente como para esconder la oscuridad y la fealdad interior para así manipular. Tal como Dorian se obsesionaba por la belleza, también lo hacían los demás al obsesionarse con él.

“Para él, como para muchos otros, Dorian Gray era la representación de todo lo maravilloso y fascinante de la vida.”


La razón a que luego de un tiempo las personas despreciaran a Dorian se debe a que una vez que se sumergieron en la belleza superficial y en la fealdad interior, desean escapar de la realidad de sus actos vanidosos y de sus errores. Tal como un virus que enferma sus propias almas.

“La fealdad que tantas veces había detestado porque hacía las cosas reales…”


Demuestra que el camino de la belleza para olvidar quienes somos, es el de la cobardía, el de la aparente felicidad que en un futuro se convierte en una dificultad agravada, y el de una ilusión falsa que desaparecería sin dejar rastro de sí para dar lugar a la abrupta y cruda realidad.

Cuando Dorian Gray se adentra en las zonas más peligrosas de la ciudad se siente inclinado por la fealdad en apariencias externas ¿Pero qué había de él mismo? Resultaba hipócrita ser consciente de ella cuando tomaba el camino de las drogas para olvidarse de sus actos corruptos; para esconderse tras el telón de una ilusión ante la propia y única audiencia.

“…eran más vivos en el intenso realismo de su impresión que todas as gráciles formas de arte…”


Es ahí, cuando toma la alegoría de la ciudad sucia, con sus borrachos y perdedores, que comprende cómo la realidad al desnudo era más impresionante que cualquier forma de arte; que cualquier ilusión superficial, y empieza a ver esas mismas cualidades de la ciudad pero en su alma. Su hipocresía mitiga.

Dorian Gray no envejecía. Habían pasado tantos años y él conservaba la belleza de la juventud. Incluso esta historia separada por más de un siglo y por una sociedad algo diferente a la de ahora, muestra el claro ejemplo de la manipulación por apariencias y de las verdades crudas encarnadas en mentiras agradables. Este es el caso del exitoso engaño de Dorian Gray hacia el hermano de Sybil Vane. Pero este no es el método de los métodos para afrontar los problemas: la práctica del engaño ajeno conlleva empezar con el engaño propio, y el descuido de la realidad lleva a una desfiguración y a una mente que errará sus propias decisiones por sobrevivir.

En el capítulo siguiente, al final cuando Dorian se desmayó por el rostro de James Vane ¿Podría ser la anticipación que sentía que debía pagar por sus males? ¿Podrían ser tantos males, que estos ya no cupiesen y ahora desbordaran el alma?

“La consciencia de saberse cazado, perseguido, acosado, había comenzado a dominarle.”


Se esconde por temor a que el exterior tome justicia sobre él, pero este solo es un reflejo y manifestación del tormento de su mente.

“Era la imaginación lo que ponía al remordimiento sobre la pista del pecado.”


Cuando James es asesinado estando cerca de Dorian, este se siente feliz al saber que ningún otro importuno acecharía sus pasos.

Sin embargo, al final afirma que comenzará a obrar el bien, a la vez que reconoce el horror de sus actos y despierta la nostalgia por la pureza de su adolescencia.

“Y realmente no era la muerte de Basil Hallward lo que más pesaba su espíritu. Era la muerte en vida de su propia alma; lo que lo torturaba.”


Así y todo, reconoce su error a medias y a costa de reemplazarla por el egoísmo. Por eso, cuando esperaba que el cuadro borrara los horribles gestos, se veía peor aún; él no se sentía arrepentido por los males que había sembrado en otros, sino por como eso lo hacía sentir a sí mismo. Creyó entonces que su deber era el de confesar y afrontar el castigo. Lo que él consideró cómo acto de bondad solo fue una forma de expiarse a sí mismo sin importancia a lo que ocurrido con los otros.

No era una confesión pública lo que se requería, sino su reconocimiento y compensación de forma desinteresada. Cuando observaba el cuadro, era un reflejo externalizado de sí mismo, y al apuñalar el cuadro, la consciencia de su vida se vuelve un reflejo físico de la verdad de sí mismo; Dorian comienza a llevar el peso de sus terribles y pasados años en unas arrugas y una vejez que dejan un cuadro inmaculado y bello; de antes de haberse convertido en un cobarde de su maldad. Era el verdadero Dorian Gray un cuadro, un arte que retrataba lo que Dorian escondía en su alma. Al apuñalar el cuadro, se apuñalaba a sí mismo.

hot ben barnes dorian gray



 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS